Primark, just-in-time

Lo prometido es deuda, así que aquí está el post sobre mi primera incursión en Primark. Y digo incursión porque el nuevo Primark del Centro Comercial Larios Centro en Málaga puede considerarse territorio comanche, pues desde su apertura a finales de octubre está siempre hasta la bandera y es complicado abrirse hueco entre los montones de jerseys, estantes asolados y personas con bolsas gigantes.

Por si alguien (todavía) no la conoce, Primark es una cadena irlandesa en la que hay ropa y complementos de mujer y hombre y también artículos para el hogar, todo a precios muy bajos y de marca propia. Los espacios comerciales son muy grandes y la disposición es la típica de cadena ‘guiri’ tipo Dunnes Store (algo más cara), la holandesa C&A o la olvidada Mark&Spencer. En la última década la cadena se ha ido expandiendo por distintos puntos de Europa, pero hemos tenido que esperar hasta ahora para tenerla en Málaga, pues antes la más cercana era la de Algeciras.

Mi impresión de esta primera visita es que merecen mucho la pena algunos complementos: pañuelos y bufandas, accesorios para el pelo, bisutería, guantes, medias, etc. Son bonitos y los precios irrisorios (de 1 a 5 euros). La sección de hogar también me gustó mucho: mantitas, cojines, sábanas, etc. Tienen decoración de Navidad muy bonita y económica, sobre todo los packs para envolver regalos. Sobre la ropa aún no me pronuncio, habrá que probarla. Hay  básicos que pueden ser socorridos si no queremos invertir mucho -camisetas, camisas y jerseys de todos los colores entre 5 y 20 euros- pero no estoy muy segura de si aguantarán los lavados. Las prendas más tendencia se ven sospechosas. Estuve tentada por una capa azul pero el tejido me pareció que a lo mejor era mala calidad. Hay algunos vestiditos y cosas graciosas, pero como digo no me atreví. Los bolsos y los zapatos demasiado plasticosos para mi gusto.

A continuación os enseño mis compras:


– Paraguas transparente con print de leopardo (4 euros) y blusa de cuello alto en camel (10 euros)


– Accesorios para el pelo (6,5 euros los tres)

– Artefacto extraño en forma de percha con bolsillos para guardar bisutería, pequeños complementos, etc. (4 euros), dos pares de medias (5 euros las dos) y ropa interior (7 euros)

Conclusión: un buen punto de venta para gastar 30 euros y salir con una bolsa en cada mano, cosa que ya no ocurre en casi ningún sitio. Absténganse futuros clientes con agorafobia, claustrofobia o pocas ganas de ver a otros muchos seres humanos. Yo seguramente repita si me gustan las cositas que me he llevado.

Tagged , , , , , , , , , , , , , ,

4 thoughts on “Primark, just-in-time

  1. Hybrid says:

    La ropa de Primark no está mal… igual que en todos sitios. En Londres yo me compré una especie de abrigo gabardina con estampado raro muy mono que alguna vez me he puesto (seguro que alguna vez lo has visto Bego) y el tipico vestido turquesa Lombok también es de ahí… y bueno… no tienen pinta de estar viejos la verdad.

    • Sí, la verdad que el vestido azul es muy bonito y no se ve ‘trapo’, no sabía que era de allí. De ropa sólo me traje una blusa que no he estrenado aún, aunque había otras cosas monas, tipo vestiditos y cosas básicas. Otras sí se veían como que soltaban bolillas. La próxima vez que vaya a ver si me traigo algo más de 200 plumas para el pelo jajaja.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: